Trayectoria

Rosario Suspensión S.R.L. se inició en 1974 como centro de servicio y venta de los amortiguadores Delfabro, una emblemática marca nacional con la que mantuvimos una estrecha relación empresarial. Juntos, fuimos pioneros en la introducción de nuevas soluciones técnicas para el transporte de carga y pasajeros.

Muy pronto ampliamos nuestras capacidades, nos equipamos y capacitamos para poder brindar un servicio de tren delantero integral: alineación, balanceo, y reparación. Nos orientamos principalmente hacia el transporte pesado, y con trabajo y dedicación obtuvimos el reconocimiento de la empresa Mercedes Benz, que nos nombró taller autorizado y nos confió los servicios de garantía de sus camiones y colectivos.

En los años ’80 incursionamos en el deporte de competición, atendiendo equipos de la Fórmula Limitada Santafesina. Nuestro taller se ocupó de la amortiguación y alineación de los coches de reconocidos corredores como Oscar “Popi” Larrauri, Sergio Di Marco y Oscar Palmero.

Para la década de los ’90 llevamos adelante un proyecto de modernización tecnológica importante. Adquirimos nuestras primeras alineadoras computarizadas, y nos convertimos en el primer taller de la región con estas máquinas. Al mismo tiempo, informatizamos el sistema administrativo y remodelamos las oficinas.

También nos preocupamos por mejorar nuestras capacidades, y concretamos nuevas soluciones para la reparación de componentes para acoplados y semi-remolques (tensores, lanzas y bujes de lanzas). Además desarrollamos amortiguadores y estabilizadores para ejes neumáticos direccionables y semi-direccionables de semi-remolques.

A partir del año 1997 comenzamos a trabajar con el grupo alemán ZF Parts y nos convertimos en agente oficial y taller autorizado de la marca de SACHS, líder mundial en amortiguadores. Junto a ellos desarrollamos nuevas capacidades y adquirimos el know-how de las tecnologías de vanguardia. Reconocimos las necesidades de los usuarios de maquinarias agrícolas, y las transmitimos al departamento de ingeniería de SACHS para la creación de nuevas aplicaciones técnicas.

Entramos al siglo XXI asumiendo nuevamente el desafío de evolucionar. Modernizamos nuestra infraestructura informática, incorporamos nuevas alineadoras equipadas con sensores electrónicos mejorados, y continuamos capacitándonos para seguir siendo un equipo de trabajo competitivo y eficiente.

Nuestros planes actuales incluyen la apertura de una nueva sucursal dedicada a la venta minorista, la renovación de nuestros canales de distribución mayorista, el aprovechamiento de las redes sociales para mejorar la comunicación con nuestros clientes y proveedores, y la ampliación de nuestro catálogo de productos.

 La evolución de nuestro taller

frente-antiguo frente-medio1 frente-moderno1